Clases de canto liberador vocalcoach

¿Quién soy?

Mi nombre es Natalia Mellado y soy cantante, vocal coach y terapeuta de la voz y desde muy pequeña he sabido a lo que me quería dedicar…cantar y estar en contacto con la naturaleza así como ser yo misma…

Aunque no lo parezca en el amplio recorrido como cantante, diré que he sentido muchas limitaciones y miedos al que dirán, si gustaré, si me saldrá la voz o no, si me olvidaré de la letra…querer ser perfecta me frenaba a mí misma. Mi voz no estaba libre, aunque el público no lo escuchara ya que lo que pasaba era interior, era por dentro…algo pasaba en mí.

En todo el recorrido que hice en mi trayectoria me pasaba lo mismo y esos nerviosismo e inseguridades solo me llevaron a una cosa…a sentir dolores en mi vientre cada vez que me bajaba el periodo, me diagnosticaron endometriosis, una enfermedad de mujer bastante limitante. Empecé a investigar y a estudiar sobre terapias alternativas por que los médicos no te daban una solución definitiva y ello hizo que descubriera mi segunda pasión…la naturaleza, las terapias naturales, nutrición saludable, reiki, flores de Bach, aromaterapia…gracias a Dios la llevé bien…

Comienzan los cambios

Con esos cambios fui más yo y mis nervios al escenario se calmaron. Comencé a trabajar con Manolo Escobar donde me sentía muy querida junto a él, pero aún pasaba algo en mí, porque cada vez que me decían “que bien cantas”que bien lo has hecho” … no quería escuchar, no me gustaba que me lo dijeran. Las personas me decían que les transmitía mucha paz y emoción, pero a mí no me valía eso porque ello no me ayudaba, necesitaba saber lo que yo me decía a mi misma, lo que yo quería de mí.

Después de 12 años juntos, Manolo Escobar murió y mi voz se quebró… me refugié trabajando en un herbolario dándome un tiempo para mi ya que sabia que necesitaba un cambio en mi vida. Mientras tanto acudía a un psicoanalista para pasar el duelo y abrir los ojos a lo que sentía y limitaba mi vida así que poco a poco comencé a cantar otras cosas, otro estilo, algo que deseaba hacer desde hace mucho tiempo. Pero me di cuenta que mi voz estaba condicionada a un estilo. Mi profesora de toda la vida solo me enseñó una técnica así que quise ponerle remedio a ello y estudié técnicas vocales más modernas, rehabilitación de la voz profesional cantada y hablada, técnica Alexander para cantantes,…y un curso muy interesante que me abrió la visión de mujeres emprendedoras y crecimiento personal, entre muchas más cosas.

Viendo todos los recursos que había adquirido mi marido me propuso dar clases de canto… Y creamos la escuela ArteSuena.

 En las clases me reencontré con mi pasado a través de mis alumn@s que estaban sufriendo lo mismo que yo cuando empezaba… “que dirán de mi…” “se me va a olvidar la letra” “tengo miedo o vergüenza de exponerme ante un público” …pero gracias a que yo ya pasé por ello sabía que liberando sus emociones liberaba su voz y es como en nuestra escuela pudimos crear un espacio bonito que además de trabajar la voz, trabajábamos otros aspectos más profundos acompañándolos en cada momento de su cambio tanto en su voz como en sus emociones.

 

Seguir adelante es la manera de conocerse más

Un día en la escuela nos robaron cosas muy valiosas de corazón para mí,  aparte de mi iPad, dinero, las llaves del local…me quitaron dos discos duros donde guardaba toda mi vida artística y personal (recuerdos de mi familia y encuentros preciosos junto a ellos, videos personales junto a  Manolo Escobar, las giras Americanas con Raphael, con mi propia compañía en Rusia …)un trocito de mi corazón, también operaron a mi perrita y después le vino una enfermedad…todo ello en un mes…y a causa de estos disgustos mi endometriosis se disparó dejándome limitada en casi todo. No podía dar clases, los dolores no menguaban aún con medicación por vena, mi debilidad era algo inexplicable, el estreñimiento, el dolor de estómago…los médicos querían operar…yo le dije que me dieran tres meses…

Cogí de nuevo las riendas y me puse a explorar en mi lo que tenia que cambiar. Cambié mi alimentación, busqué e indagué la mejor para mi cuerpo, cambié mi forma de ver las cosas y de tener un espacio para mi todos los días (meditación, yoga, escritura, phe…), estudié el curso de milagros un libro que me dio otra visión de la vida, estudié a Joe Dispenza, realicé cursos de vibración sonora para nuestra salud y cantos armónicos donde descubrí cosas realmente maravillosas para mi cuerpo, para mi voz y para mi ser…la calma, la paz, la serenidad…y si…los dolores se fueron.

Todo lo que yo aprendí a lo largo de los años que me permitió liberar mi voz y mis emociones , es lo que ahora me permite acompañar a las personas. Hoy doy las gracias a mi endometriosis y a todos los cambios de mi vida porque gracias a ellos me encontré a mí misma.

Me siento llena de vitalidad, de amor hacia la vida, la música y la naturaleza. Amo dar clase de canto, técnicas diferentes y ver como los alumn@s se sienten cada vez mejor.

 La voz es mágica, es la mejor terapia seas o no cantante y si sabes conectar con ella puedes conectar con todo lo que deseas y quieras realizar en tu vida.

Confía y ámate.